Lifting Facial

El envejecimiento es la consecuencia natural del paso del tiempo. Sus secuelas, la exposición prolongada a los rayos solares o el estrés de la vida cotidiana se hacen especialmente patentes en la cara y el cuello, provocando surcos y pliegues que hacen que la expresión pierda definición. Todos estos efectos pueden remediarse notablemente mediante un lifting.


El objetivo no radica en cambiar la forma o el aspecto de la cara sino todo lo contrario, sólo restaurar los tejidos a su posición anatómica original.

Antes / Después

Antes / Después